Sistemas de Emergenciajabasat telefono satelital

Hoteles y Turismo Comunicaciones Ante Situaciones e Emergencia 

Hoteles o Turismo en zona de alto riesgo nos impone tomar importantes medidas de seguridad en las instalaciones turísticas con sistemas de comunicaciones ante una emergencia para evitar que puedan ser vulneradas por los efectos destructivos de fenómenos hidrometeorológicos, aunque permanentemente contamos con información autentica y verídica ante huracanes.

JabaSat es una tecnología que tiene energía eléctrica de respaldo y conectividad de comunicación para las funciones de puerta de enlace  y control para continuar ofreciendo servicios a través de la red Iridium en situaciones de emergencia. Iridium conexiones de satélite a satélite sin interrupción.

Consecuentemente nosotros también debemos entrar a una nueva forma de prevención donde los objetivos deben ser amplios pero muy específicos ya que los meteoros nos indican que habrá cambios drásticos de la naturaleza y su intensidad no tendrá limites, debemos entender que los próximos fenómenos no se detendrán ante nada y lo justo es que nosotros tampoco, esto nos obliga a actualizar nuestra doctrina y aplicarnos con verdadero profesionalismo en la solución de los problemas que implica disponer de un sistema de emergencias para eventos no planeados y donde ella comunicación que no depende de torres celulares o cables y  que cubra realmente las necesidades del hotel con la conciencia de huracanes.

 

Con un enlace de respaldo vía satélite que no depende de las redes terrestres como lo es torres de transmisión celular  , cableado través de postes o fibra , tendrá la garantía de comunicación de internet , voz y datos vitales , ante una emergencia que le permitirá prevenir coordinar y  evaluar por etapas.

  1. Identificar y evaluar las condiciones de riesgo en los hoteles ante la presencia de próximas amenazas de huracán (Información veraz y oportuna)
  2. Consolidar los medios necesarios para proteger a los huéspedes (Refugio verdadero y Transportes disponibles sin condiciones)
  3. Rediseñar los procedimientos ante la posibilidad de afectaciones mayores en las próximas temporadas, darnos el tiempo y espacio suficiente para mantener bajo resguardo oportunamente a los huéspedes (Procedimiento de evacuación de Zona Hotelera).
  4. Capacitar al personal responsable de operar el procedimiento de evacuación y asegurar que esta persona sea quien aplique el operativo. (Jefes de Seguridad).
  5. Establecer normas de selección y construcción de refugios con las características necesarias para cubrir las necesidades de los hoteles, considerando que en temporada alta no se pueden ocupar los hoteles del centro, como durante el paso del Emily y recordar que algunos planteles educativos se inundaron durante el paso de Wilma.
  6. Activar un equipo organizado y adiestrado para proporcionar apoyo logístico y de servicios en el refugio, con la participación de las diferentes áreas del hotel.
  7. Asegurar la comunicación con la frecuencia de emergencia empleando la retransmisora que se encuentra en el Hotel Omni y planta de luz para el radio base en la Asociación de Hoteles).
  8. Evitar el impacto directo de la marea de tempestad en los hoteles (muros de contención, muros colapsables en los primeros niveles, escolleras, costales de arena).
  9. Protección a zonas forestales exteriores de los hoteles (Árboles y plantas altas) para reducir la acumulación de maleza y desechos que promuevan la potencialidad de incendios en época de estiaje.

“Como cada año, la hotelería organizada está comprometida en brindar no solo el mejor alojamiento a  huéspedes, sino también la tranquilidad de que visitan un destino turístico seguro y preparado para actuar de la mejor manera antes, durante y después de un huracán”,

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Post comment